Declaración Política de la CNRP

Coordinadora Nacional de Resistencia Popular
C.N.R.P.


Declaración política

La Coordinadora Nacional de Resistencia Popular manifiesta al pueblo hondureño su Declaración Política, aprobada en su primera Asamblea Nacional:

1. Somos una instancia nacional que nos definimos como Coordinadora, es decir, un espacio de debate y reflexión, articulación y unidad de diversas organizaciones, personas y regiones, superior a instancias locales, regionales y gremiales. Es instancia de coordinación y de representación política, sin anular ni sustituir a ninguna de las organizaciones, personas, sectores o regiones en ella representados.

2. Somos una instancia Nacional en donde tienen cabida todas las organizaciones populares, sociales y políticas tanto del área rural como de los pueblos y ciudades de las diversas regiones del norte, centro, sur, oriente y occidente del país, que sin distingo de credo, etnia, edad, profesión y género se identifican y coordinan local y nacionalmente en la lucha patriótica de resistencia popular.

3. Nos definimos como instancia de Resistencia, que éticamente se fundamenta en la justicia y en los derechos del pueblo, y políticamente significa resistir al sistema, revertir sus procesos de opresión y exclusión y construir propuestas para una nueva sociedad. Nos situamos en la oposición y lucha permanente contra el sistema de opresión y exclusión que se encarna en el modelo neoliberal e imperial. Resistimos al gran capital, a las transnacionales, a los organismos financieros internacionales, al gobierno imperial de los Estados Unidos con todas sus propuestas neocoloniales, y a los grupos de poder nacionales y a los partidos políticos que representan y defienden sus intereses.

4. Nos definimos como una instancia de resistencia Popular que además de nuestra oposición frontal al sistema de opresión y exclusión, con sus mediaciones antes apuntadas, significa una apuesta por un país compartido en donde toda su gente corra por igual los mismos riesgos y goce por igual de las mismas oportunidades Por ello, nos definimos como una instancia opositora, defensora y reivindicadora de derechos conquistados, y comprometida en la definición de propuestas populares para construir una sociedad equitativa y justa, solidaria y más humana, a partir del clamor de las víctimas.

5. Como CNRP coordinamos esfuerzos conjuntos y luchas unitarias del pueblo hondureño al tiempo que respaldamos y hacemos nuestras las demandas y contenidos de lucha de las instancias de coordinación regionales y las de las organizaciones populares, gremiales, sociales, comunales y de base, para ir definiendo, a partir de dichos esfuerzos y luchas unitarias, una visión y propuesta de país que deseamos construir.

6. Como CNRP nos identificamos con los pueblos oprimidos y hacemos nuestras las luchas de resistencia de las organizaciones populares y movimientos sociales y políticos de Centroamérica, América Latina y el mundo entero, y decidimos participar en acciones conjuntas y espacios internacionales de solidaridad y coordinación para hacer frente común en contra de las políticas del gran capital y del dominio imperial encabezado por los organismos financieros internacionales y el gobierno de los Estados Unidos.

7. Nos pronunciamos por la construcción de un orden económico y político internacional sustentado en la equidad y la solidaridad entre pueblos y naciones cuya responsabilidad prioritaria esté orientada a dignificar a las actuales poblaciones marginadas política, económica, étnica y culturalmente. A la construcción de dicho orden, en sintonía y coordinación con los movimientos sociales y políticos del mundo, comprometemos nuestro presente e hipotecamos generosamente nuestro futuro.

8. Los contenidos de nuestra lucha los organizamos de acuerdo a los siguientes ejes de lucha:

Eje de realidad social:

Eje económico:

Eje de Justicia:

Eje político:

Eje ambiental:

Eje Internacional:

10. Como CNRP somos una instancia orgánica y politicamente comprometida e identificada con todas las luchas del pueblo hondureno que se inscriben dentro de las luchas de resistencia que hemos definido. No somos una instancia partidaria ni confesional. Ningún partido político o grupo de interés en particular pueden adjudicarse conducción política alguna o representarla orgánicamente.

Honduras, 7 de febrero del año 2004

COORDINADORA NACIONAL DE RESISTENCIA POPULAR